La estación Posadas del Ferrocarril "General Justo José de Urquiza" está estrechamente relacionada con la particular manera en que se desarrolló la historia colectiva de Misiones.
Además, como patrimonio arquitectónico en uso hasta hace poco tiempo, fue incorporado en su calidad edificada, un mundo de significaciones que con el desarrollo de los años la sociedad le fue donado.
El estilo arquitectónico, signado por una adustez y pragmatismo en la resolución de sus formas, determina la impronta constructiva inglesa, propia de la mayoria de las estaciones construidas por empresas anglosajonas, en nuestro país.

Tendido de Vías
El tendido de las vías férreas, a cargo de la Compañia de Juan Clark, se ejecutó en tramos, cumpliéndose la primera parte de Monte Caseros hasta Santo Tomé (1902); prosiguiendo la tarea hasta concretarse la instalación de estación Apóstoles (1910). El ramal Posadas finaliza el 27 de diciembre de 1912, con la construcción del edificio de la estación.
En el caso de la estación de Posadas se construyó de primera categoría especial, por su movimiento de pasajeros, carácter de cabecera y el hecho de ser terminal del recorrido en Misiones.
El diseño de la central misionera estuvo a cargo del arquitecto Arturo Gancedo Castrillo y la construcción de la misma se hizo por contrato con la empresa Vedetti Hermanos, la cual también llevó a cabo las obras del atrancadero de los ferrys boats.
Paralelamente a la finalización de la estación, se inició la obra del ferry boat, cuyo servicio se habilitó el 19 de octubre de 1913, permitiendo el tráfico entre la estación Posadas y Encarnación, conectando el Ferrocarril del Nordeste Argentino con el Central de Paraguay, el cual fue también construido por la compañis anglo-chilena Clark.

Ubicación en el contexto urbano
La Dirección General de Patrimonio y Sitios Históricos de la Secretaría de Estado de Cultura sostiene que la estación de trenes es paradigma del sitio urbano en el cual se halla ubicada; iniciándose en la plazoleta de Córdoba y Roque Sáenz Peña y se completa en un contexto arquitectónico singular, definiendo un sector de vistosa armonía entre la funcionalidad del conjunto y una modalidad de ocupación del espacio social posadeño.
La ubicación de los edificios y su diálogo con el entorno plantea que no solamente su uso estuvo determinado por el hecho de ser terminal ferroviaria, sino que se constituyó en un vértice de la vida social, como también se puede decir de la Bajada Vieja e el Cerro Pelón; conjuntamente con los cuales recorta una geografía ciudadana sumamente atractiva, propia de fines del siglo XIX y principios del XX.

Edificio Central
El edificio central resguarda el estilo en su techura a dos aguas, en el trabajo ascéticamente artesanal de sus formas externas, en su configuración espacial interna. Se incorporan objetos identificatorios del concepto arquitectónico matriz, como la chimenea con estufa, la sala de espera y las oficinas. A ello se adicionan las galerías que componen el andén próximo a las vías.
Esta edificación principal de la estación se equilibra en un todo homogéneo, con los depósitos, talleres y tanque de agua.
Su estructura en término constructivos responde al a tradición funcional inglesa, con la predominancia del uso de la madera y el metal.
A ello se le suman las formas de su fachada, cuyo elemento determinante es el ladrillo a la vista. Este conjunto arquitectónico explica, en su permanencia estoica, la modalidad singular de ocupar el espacio y cómo impacta la misma en su contexto inmediato, dandocomo consecuencia una identidad característica y diferente aql lugar, especialmente en el crecimiento poblacional en derredor de la estación.

Valor Fundamental
Su valor fundamental, además de técnico-arquitectónico, está dado por su función de parte insustituible de un medio de transporte que comunicó el territorio misionero con el país y la región.
Fue el lugar de encuentro y despedidas, de llantos y alegrías. En resumen, fue el soporte de comunicación entre los pueblos; que hoy la continuidad tramposa pretende ignorar, pero que inclaudicablemente está presente como disparador de la memoria, de los recuerdos, de la nostalgia de los habitantes de esta tierra misionera.


Equipo Internet de la Fundación IPESMI
Comentarios, sugerencias a: wmaster@mail.misiones.org.ar